25 de noviembre de 2012

Juan Grosso, nombrado Capataz General

En la tarde de ayer, sábado 24/11, es nombrado Juan Grosso Capataz General de la Cuadrilla de Hermanos de la Hermandad.
Ahora tiene una ardua labor a desarrollar, pues antes de que se celebre la primera reunión de la comisión de carga, órgano de dirección de la cuadrilla, deberá nombrar a los capataces y voces del paso y medir a todos los cargadores.
Desde esta página le deseamos todo lo mejor en su cometido, que tenga muchísima suerte y que Jesús Resucitado y María Santísima de la Victoria lo acompañen y lo iluminen.
Enhorabuena Juan. Muchas gracias por el trabajo realizado.

24 de noviembre de 2012

Celebrada la Asamblea Constituyente de la Cuadrilla de Hermanos.




Hoy, sábado 24, la Hermandad ha celebrado la Asamblea Constituyente de la Cuadrilla de Hermanos Cargadores.




Estos fueron citados en los salones parroquiales de San José Artesano, a las 18 hora, a partir de la cual se inició la asamblea con el siguiente orden del día:

1.- Palabras de bienvenida del Hermano Mayor, quien agradeció la generosidad de este nutrido grupo de hermanos y el acercamiento e implicación que estaban teniendo para con la hermandad.
2.- Exposición del Reglamento de la Cuadrilla, el cual fue leído y explicado por el Sr. Secretario de la Hermandad, siendo aceptado por aclamación de todos los asistentes.
3.- Nombramiento del Delegado de la Junta de Gobierno en la Cuadrilla. Siendo nombrado como tal D. Ignacio Bermejo Martínez, actual Secretario.
4.-Nombramiento del Capataz General y Delegado de la Cuadrilla en la Junta, siendo nombrado D. Juan Grosso Aragón, conocido cargador y Capataz de San Fernando.
3.- Exposición del plan de integración y desarrollo de la Cuadrilla en  la Hermandad,  punto desarrollado por  D. Juan Luis Ruiz, Vice Tesorero de la Junta de Gobierno, quien expuso las razones  para la constitución de la cuadrilla, y el proyecto que se abordaba desde ese momento en adelante, siendo también acogido por aclamación de todos los presentes.
4.- Ruegos y Preguntas. 



La Virgen de la Victoria baja de los Altares




Efectivamente, tal y como enunciamos, nuestra Titular, la Virgen de la Victoria se ha bajado de su altar hoy, sábado 24 de Noviembre, para pedir alimentos para los más necesitados de la ciudad, ante la elevadísima demanda social que están sufriendo el Pan Nuestro y San Vicente de Paul, que se encuentran realmente desbordados.

Es una iniciativa aprobada por la Junta de Gobierno, con la intención de llamar la atención de las conciencias de todos los hermanos, fieles y devotos, a quienes se les invita a ayudar entregando algún tipo de alimento no perecedero, actuando la Hermandad de la Sagrada Resurrección como recolectora.

Los alimentos recogidos, así como la aportación que realizará la Hermandad, serán entregando entre esas dos entidades.

¡ Ayúdanos a ayudar!

19 de noviembre de 2012

D. José Perez Arellano exaltará al Cargador Distinguido 2013



D. José Péres Arellano, más conocido como "El Capi", será quien exalte la figura del cargador distinguido 2013, que este año, como ya hemos adelantado será la Antigua Cuadrilla de la ACI, conocida con anterioridad como la Cuadrilla de Perico Sanchez o de José Rufino, queriéndose reconocer su importancia y trascendencia dentro de la historia de la Semana Santa de San Fernando.
Se distinguirá con la Cruz de Plata de la Carga,  de entre todos sus cargadores de dicha entidad,  a D. José Guimerá Gil, quien será la persona que representará en el acto a la cuadrilla, con independencia de que  también se le reconozca la labor a otros cargadores antiguos de la misma, como son D. Alfonso Rufino, D. Francisco Vidal  y D. Antonio Rufino, a quienes se les hará entrega de un diploma acreditativo o una pequeña placa. 
Desde aquí le agradecemos al "Capi", su generosidad y le deseamos buena mano e inspiración para su disertación. 



ASAMBLEA CONSTITUYENTE DE LA CUADRILLA DE HERMANOS CARGADORES


San Fernando a 19/11/2012
               
Hermandad de la  Sagrada Resurrección
       De Ntro. Señor Jesucristo y
    María Santísima de la Victoria.                                                   
    Parroquia de San José Artesano
          San Fernando (Cádiz)

Citación a la Asamblea General de Cargadores
Asamblea 01 Constituyente

            Por la presente, en cumplimiento con lo acordado por la Junta de Gobierno de la Hermandad, te convocamos a la primera Asamblea General Constituyente de Hermanos Cargadores, la cual celebraremos el próximo sábado 24 de noviembre, a partir de las 18 horas, en los salones parroquiales de San José Artesano, (debajo la Iglesia), con el siguiente orden del día:

1.- Palabras de bienvenida y presentación de la Junta de Gobierno.
            2.- Lectura del Reglamento de la Cuadrilla para su aceptación.
            3.- Presentación del Delegado de la Cuadrilla.
            4.- Nombramiento del Capataz General.
            5.- Exposición del proyecto de integración de los Hermanos Cargadores.
            6.- Ruegos y Preguntas.

           
            Sin otro particular, y en la espera de poder contar con tu presencia, aprovechamos para saludarte muy atte.



  Vº Bº Hermano Mayor                                     El Secretario.    
Fdo. Antonio Moreno Sierra                                 Fdo. Ignacio Bermejo Martínez



R E S U R R E X I T     A L L E L U I A             
NON NOBIS, DOMINE, NON NOBIS, SED TUO NOMINI DA GLORIAM  

18 de noviembre de 2012

ES TIEMPO DE SOLIDARIDAD


Se acuerda  por unanimidad de la Junta de Gobierno de la Hermandad, que en vista del excepcional  estado de necesidad que sufrimos en nuestra ciudad, por el que están completamente desbordados tanto el Pan Nuestro, San Vicente de Paúl,  y Cáritas, y muy especialmente en Barbate, donde tienen a mas de 2000 familias acogidas, que nuestra Titular, la Virgen de la Victoria, sea expuesta en el templo en pose peticionaria  para solicitar a los parroquianos una pequeña ayuda. A los pies de la Imagen de la Santísima Virgen, constará un lema que dirá: “No quiero flores ni cera, sino alimentos para mis hijos necesitados” y colocaremos algunas cestas con la intención de que se llenen de ofrendas alimentarias que entregaremos finalmente a esas dos instituciones que tan excelente labor están haciendo en nuestra ciudad en estos tiempos de crisis.
Ayúdanos a ayudar, dona algún alimento para el Pan Nuestro, Cáritas y para San Vicente de Paul.  ES TIEMPO DE SOLIDARIDAD.  


COMUNICADO DE LA JCC



  • COMUNICADO DE LA JCC

    - HDAD. DE LA RESURRECCIÓN

    La Junta Rectora de la JCC presidida por D. Jose Luis de la Cruz Moreno confirma a sus socios mediante este comunicado, la decisión tomada por la Junta de Gobierno de la Hdad. de Ntro. Padre Jesús Resucitado y María Stma. de la Victoria de prescindir de nuestros servicios en adelante por motivos ajenos al buen hacer y comportamiento de nuestros cargadores y capataces, siendo el principal y único motivo, la constitución de una cuadrilla e ingreso de un nutrido grupo de personas en la hermandad que porten a sus Titulares, y por consiguiente, la obtención de una inyección económica que tanto hace falta en la misma.

    De igual manera, la Junta Rectora quiere hacer constar que dicha notificación ha sido recibida vía email a nuestro correo electrónico (info@jccdesde1978.com) con una copia adjunta de la carta que será recibida en nuestro apartado de correos próximamente, hecho este que lamentamos profundamente al no corresponder, como se merece, al esfuerzo realizado por nuestros cargadores, merecedores, en todo momento, de una información más directa, personal y de afecto.

    Por último, la Junta Rectora de la JCC finaliza este comunicado agradeciendo a la Hdad. de laResurreccion San Fernando Cadiz la confianza depositada en nuestro trabajo bajo los palos a lo largo de los años, así como también, le desea a su Junta de Gobierno buena suerte en este nuevo proyecto.
    1Ya no me gusta ·  ·  ·  · Eliminar de la biografía
    • Te gusta esto.

      RESPUESTA AL COMUNICADO
    • Resurreccion San Fernando Cadiz Dejar a la JCC ha sido una decisión muy complicada y muy difícil, porque es cierto que sólo tenemos para ella palabras de agradecimiento. También es cierto que la JCC se merecía otra manera más correcta de hacerle llegar la decisión, eso es algo que reconocemos con humildad, pero la premura de tiempo nos obligó a hacerlo como lo hemos hecho, precisamente como acción de respeto hacia esa querida entidad, para que no se enterase antes por la prensa, no obstante, pedimos disculpas por la forma. No queremos desconectar del todo con la JCC, una entidad que a aportado tanto, no ya sólo a la Resurrección, sino al mundo de la carga y la Semana Santa de San Fernando, de manera tan generosa y altruista. Queremos de alguna forma seguir estando en contacto, porque ha sido muy doloroso prescindir de personas que siempre nos han hecho bien. Desde el reconocimiento, el agradecimiento, y desde el cariño que profesamos a esa gran entidad, y a las personas que la componen, deseamos que Jesús Resucitado inunde los corazones de todos sus cargadores. Esperamos que losJóvenes Cargadores Cofrades Jcc sigan siendo ese revulsivo para la Historia Cofrade de la Isla, y que el tiempo les devuelva tanto bien como hacen. Un cordial y fraternal abrazo para todos vosotros.

16 de noviembre de 2012

José Guimerá Gil, Cargador Distinguido 2012

http://youtu.be/udAbmtxxx80


Nota de prensa

Por la presente, la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Sagrada Resurrección de nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de la victoria,  Informa que, a propuesta de la comisión formada para la organización del  Acto del Cargador Distinguido,  presidida por D. Juan Grosso, Capataz de reconocido prestigio en el mundo de la carga de San Fernando, D. Alberto Sala Sánchez, en calidad de hermano de la Resurrección,  cargador y miembro de la Dirección de la JCC, escritor e historiador, D. Manuel Esparragosa, Fiscal de la Junta de Gobierno y D. Ignacio Bermejo, también miembro de la Junta de Gobierno y actuando como Secretario de la Comisión, este año será homenajeada  la Antigua Cuadrilla de la ACI, conocida con anterioridad como la Cuadrilla de Perico Sánchez o de José Rufino, queriéndose reconocer su importancia y trascendencia dentro de la historia de la Semana Santa de San Fernando.
A tal efecto, se distinguirá con la Cruz de Plata de la Carga,  de entre todos sus cargadores a D. José Guimerá Gil, quien será la persona que representará en el acto a dicha cuadrilla, con independencia de que  también se le reconozca la labor a otros cargadores antiguos de esa misma cuadrilla, a quienes se les hará entrega de un diploma acreditativo o una pequeña placa. Entre estos D. Alfonso Rufino, D. Francisco Vidal  y D. Antonio Rufino.
Dicho acto servirá también para que se homenajee a la persona de D. Rafael Carrillo López, Hermano Mayor que fue de la Hermandad del Prendimiento desde el año 2004 hasta el 2012, por su desinteresada colaboración durante tantos años para con esta hermandad desde su fundación hasta la fecha, siendo uno de los grandes artífices, junto al Padre Rafael,  de la integración y aceptación de la Resurrección en la parroquia de San José Artesano.
Igualmente informamos que tenemos previsto que participará como artista invitado en el acto el conocido cantaor de flamenco Aguilar de Vejer, quien será el encargado de interpretar este año la correspondiente saeta, en el transcurso del mismo.
También esperamos contar con la colaboración y participación de la Agrupación Musical Juvenil, Virgen de las Lágrimas, la cual interpretará para los homenajeados varias marchas procesionales en honor, haciéndolo con antelación a la celebración del acto, en la puerta del Centro de Congreso, aproximadamente sobre las 11.45 h.
El acto tendrá lugar a las 12.00 h del  día 24 de Febrero en las Instalaciones del Centro de Congresos de San Fernando, y pretendemos que sea presidido por el Ilmo. Sr. Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de San Fernando, o en su lugar un representante del Gobierno Municipal, así como el Presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de San Fernando y nuestro Hermano Mayor.
Este acto se engloba dentro del programa oficial que está preparando la Delegación de Cultura, a tal efecto se le ha tramitado toda la información al respecto al Consejo de Hermandades y Cofradías.
D. José Moreno Fraile, conocido periodista,  actuará como mantenedor del acto, y el exaltador del Cargador Distinguido está aún pendiente de decidir, lo que se hará una vez conocido el parecer del homenajeado. 

Nueva Cuadrilla de Hermanos Cargadores para la Resurrección


La Junta de Gobierno ha aprobado el proyecto para la creación de una Cuadrilla de Hermanos Cargadores, a propuesta de un grupo de hermanos.
Actualmente y de momento,  este proyecto  se encuentra en estado de desarrollo, aunque queremos destacar que contamos con una amplia nomina de cargadores. 
          Se está trabajando en la redacción del Reglamento que regulará la cuadrilla.
          Una vez aprobado este, celebraremos la asamblea general constituyente.

15 de noviembre de 2012

Lotería de Navidad.


Este es el número que juega la Hermandad de la Resurrección de Loterías de Navidad.

Si alguien está interesado en jugar alguna participación, que se ponga en contacto con nosotros a través del correo electrónico o contactando con cualquier miembro de la Junta de Gobierno.

Berza solidaria


La Parroquia de San José Artesano ha organizado para el próximo 15 de Diciembre una Berza Solidaria para recaudar dinero para El Pan Nuestro y el Albergue de San Vicente de Paul. El precio del cubierto es 25 euros por persona, pero se puede colaborar también entregando a la parroquia alimentos. 
Esperamos la colaboración de todos.

8 de noviembre de 2012

“In memoria” A mi amigo Paco Luna.



“In memoria”
A mi amigo Paco Luna.
(El día 23 hará un año de su muerte)


A veces nos encontramos en la vida con personas que nos marcan de una manera especial, con las que convivimos y con las que compartimos nuestras pequeñas o grandes cosas. Personas de las que nos hacemos, de alguna manera, cómplices y amigos. La amistad, cuando es sincera, es un vínculo muy fuerte, algo sagrado que perdura incluso por encima de los límites de nuestra comprensión humana.

                Recuerdo muy nítidamente la primera vez en mi vida que vi a ese pequeño gran hombre.  Se acercó a mí repleto de aquel entusiasmo casi infantil que le rebosaba desde  el alma  y, nervioso, impulsivo y vehemente, tal cual era,  me dijo emocionadísimo que aquel discurso que acababa de pronunciar, el de la famosa pirámide invertida,  le había parecido uno de las mejores reflexiones cofrades que había oído en su vida.  Se trataba de la idea que yo tenía en la cabeza de cómo debía ser la verdadera hermandad, un discurso que articulé frente a los hermanos fundadores de la Resurrección, en la primera asamblea y que ciertamente sirvió para contagiarlos del ímpetu necesario para que el proyecto que nacía, tomara forma, fuerzas y continuara hacia delante, hasta su buen fin.
                Su pelo cano, rizado y prieto, su rostro rollizo, como sus labios, su piel bermeja y sus ojos alegres y vivarachos, elogiándome de manera tan entrañable, tan intensamente que, desde aquel mismo momento, intuí que aquel hombre y yo llegaríamos a ser grandes amigos.
                Lo cierto es que aquel comienzo tan intenso, tan explosivo de nuestra Hermandad, no sirvió de mucho, pues el proyecto murió de éxito. Tristemente suelen pasar estas cosas. Aquel génesis fallido desencantó a muchos que terminaron alejándose de la hermandad  para siempre, algunos por voluntad propia y otros no tanto, lo cierto es que el Padre Rafael, gestionando aquella primera crisis, nos llamó a algunos para que afrontáramos el proyecto y asumiéramos un protagonismo que inicialmente no tuvimos, en la que fuera la primera Junta de Gobierno.  Aquel segundo nacimiento de nuestra hermandad fue doloroso, pues ciertamente supuso la ruptura con un tiempo y con determinadas amistades que debo reconocer que eran importantes, pero a pesar del dolor, algunos no dudamos en afrontar el problema  y decidimos continuar con el proyecto a sabiendas de que nos enfrentaríamos a tiempo difíciles, pero en la convicción de que era eso lo que debíamos hacer desde nuestra responsabilidad, y así lo hicimos.
                Fue mi gran amigo José Adolfo Baturone quien dio un paso importante y comprometido, poniéndose al frente de aquella segunda Junta de Gobierno, que partía hacia la aventura de un nuevo renacer, con un modelo diferente, quizás no tan ilusionante, pero mucho más real.  Aquella nueva junta, mermada de miembros, tuvo que incorporar  nuevos nombres, y entre ellos el de este hombre, quien se había ofrecido a pertenecer con aquella ilusión resplandeciente con la que nos contagiaba a todos. Bueno, creo que sería más correcto afirmar que con su ilusión tan radiante nos maravillaba.   
                A partir de aquel momento, fruto de la convivencia diaria que mantuvimos desde entonces, se fue forjando una amistad profunda, amparada en el contexto de nuestra fe, porque ambos creíamos, pero lo hacíamos de manera diferente.  Esas diferencias propiciaron largas y agradables tertulias entre él y yo. Él exponiendo sus ideas  un tanto arcaicas,  pasadas, basadas en su formación de catecismo antiguo, y yo,  tratando de explicarle mi fe en un Dios Vivo que no se ve en las estampas ni en las tallas de Cristos Procesionales de Madera, sino en los ojos de las personas, de nuestros semejantes, con independencia de que viviéramos nuestra fe en el seno de una cofradía y de que nos definiéramos como tal, encontrando en ello un fuerte vínculo.
                Me confesaba, un poco a regañadientes, que había sido el cura, el Padre Rafael, quien le había dado la vuelta a su fe como a un calcetín. Muchas charlas con café antes de misa, y copitas después, que sirvieron para renovarlo casi sin que se diera cuenta, profundizando en  una nueva fe, y convirtiéndose en  una nueva persona, algo similar a lo que también me estaba pasando a mí.  Aprendimos a ver a Jesús en el rostro de nuestros semejantes, y comprendimos que lo importante no era lo que pensáramos ni lo que dijéramos, sino lo que hiciéramos. Serían nuestras obras por las que nos juzgarían.  
                Compartí con él la lectura de varios libros, “Jesús, aproximación histórica”, de José Antonio Pagola,  “Jesús de Nazaret” de Joseph Ratzinger, nuestro Papa Benedicto XVI, la “Carta encíclica de Deus Caritas Est, sobre el amor cristiano” también del Papa, la “Imitación de Cristo” de Tomás Kempis, y algún que otro, lecturas que compaginábamos semanalmente con la del Evangelio Diario.
 Empezamos a vivir nuestra espiritualidad de una manera diferente, mucho más intensa, mucho más viva, más acorde a las nuevas formas que proponía nuestra hermandad, la del Cristo Resucitado, renacido a la vida. Algo estaba cambiando en nuestro interior y ambos lo sabíamos.
                Aquel nacimiento al unísono en la comprensión de un Cristo Vivo, reforzó tremendamente nuestra amistad, pues los lazos que existían entre nosotros se estrecharon de manera fortísimas  y nos hermanamos en ese misterio tan insondable de nuestra fe.
                Aunque lo cierto es que no sólo compartimos lecturas religiosas, sino que él me hizo cómplice de sus escritos jurídicos, contándome algunas confidencias de los casos que había llevado como abogado  a lo largo de su vida, en la confianza de que guardaría  bien sus secretos. Y yo por mi parte, también encontré  en él al confidente con quien compartir confidencias.
Le leía mis poemas, poemas de estilo libre que a él no le gustaban, por no contar con aquella rigurosa métrica que había aprendido en sus colegios de infancia.  Me dejó  prestado un libro de texto con el que había estudiado de joven, pretendía con ello que yo entendiera la poesía de la misma manera que él, algo que nunca fue posible, porque ambos éramos personas bien distintas.  Se trataba del libro “Historia de la Literatura Española” de José Manuel Blecua. Por supuesto me leí de cabo a rabo, pero sólo me sirvió para reforzar la tesis de que con la literatura, al igual que con la fe,  él debía de renacer. Por cierto, recuerdo ahora que nunca le devolví aquel libro. Yo le hablaba, en cambio,  de Benedetti, de sus poemas preciosos con rima libre, le hablaba de Jeannette L. Clariond, de  Julio César Aguilar, de  Iván Segarra Báez, de  Ramón de Almagro, de  Teodoro R. Frejtman , de Francisco Azuela y de tantos otros poetas contemporáneos y él se escandalizaba diciendo que toda esa gente ni eran poetas ni nada de nada, que lo único que escribían eran paparruchas.  Para él los poetas eran aquellos que había estudiado de joven, y de entre ellos, Pemán, a quien admiraba sobremanera. Me vi obligado a escribir varios sonetos para demostrarle que yo también era capaz de escribir respetando la métrica que tanto le gustaba, incluso escribí un poema alejandrino,  de catorce sílabas métricas, para convencerlo de que el problema no era respetar las formas académicas, sino imponer una revolución en la literatura que siempre he tenido por necesaria, aunque la verdad es que no sé, a ciencia cierta, si conseguí convencerlo o no, porque al margen de todo, era también testarudo como él solo. No obstante, con independencia de si lo conseguí o no, lo cierto era que ambos disfrutábamos muchísimo hablando de aquellas cosas del derecho, de la literatura, y también, cómo no,  de política y de economía y algunas otras cosillas más banales que quedarán entren nosotros. Tenía una mente preclara y  ciertamente era un hombre muy culto.
                Compartimos mesa y mantel muchas veces. Le encantaban las alitas de pollo, y los flamenquines choriceros de la Bahía, aunque para lo del comer, tampoco era demasiado delicado. Era exigente, eso sí,  con el tinto de verano, que debía tener la fuerza de gas y la temperatura apropiada, porque si no protestaba.
                Era sevillista hasta la médula.  De hecho, me llevó varias veces a la ciudad que amaba, y no sólo para ver a su equipo jugar  y presentarme al Arrebato, vecino de asiento en la grada del Sánchez Pizjuan,  sino para mostrarme su casa y todas las calles por las que paseó en su juventud universitaria  de la mano de la mujer que siempre quiso y que tanto mencionaba.
                “Aquí tomábamos tapitas cuando mi hermano Pepe me traía algo de dinero y me lo podía permitir” “Por aquí paseábamos cada tarde, agarrados de la mano, y allí, refugiado bajo el dintel de aquel portal nos dimos nuestro primer beso, en la mejilla, por supuesto…”
                Todos esos momentos, y muchísimos más que sería imposibles traer de golpe a mi memoria, cimentaron esta amistad tan fuerte.
                En la hermandad todos sabíamos que estaba enfermo, todos éramos conscientes de su gravedad, pero a pesar de haber estado la noche anterior a su muerte hablando de eso precisamente, con mí otro gran amigo Miguel Hierro y Alberto Salas, nunca pude llegar a imaginar que sería tan repentinamente su marcha, ni que lo perdería  para siempre.
                Lo había visto un par de días antes, en el hospital, y me hizo algún que otro encargo  que cumplí al pie de la letra, tal y como él se merecía.  Fue un sábado y habíamos acordado que si todo salía bien, el próximo miércoles haríamos por almorzar, si era posible. Yo le dejé hablar, a sabiendas de que aquello que me estaba diciendo formaba parte de una fantasía, pues la realidad era más dura. Me contó aquel día, que por la mañana se había comido un par de huevos fritos con tomate que le supieron de rechupete, y que pronto, cuando consiguiera sobreponerse, celebraríamos el  cincuentenario al frente de esa profesión que amaba y que siempre ejerció con orgullo y vocación, con una vocación realmente profunda.
                Otras veces, sencillamente nos quedábamos el uno junto al otro, haciéndonos compañía, porque habíamos hablado tanto que dejábamos de tener necesidad de contarnos cosas, y nos quedábamos sencillamente callados, en silencio.  
                Recuerdo que siempre, al llegar cuaresma, nos traía un artículo en el que nos relataba sus experiencias como abogado. Quería  publicarlo en el boletín de la Hermandad, y yo buscaba la manera de explicarle que allí debíamos publicar sólo noticias y artículos concernientes a la hermandad y no de nuestras vivencias personales. Obviamente yo no entendía entonces que para él no había diferencias entre la hermandad y su vida particular.  
                El era quien me sustituía cuando faltaba a  las Juntas haciendo de Secretario. Tomaba notas y redactaba las actas. Las suyas se notaban por esa manera tan particular que tenía de emplear las mayúsculas y  las minúsculas, mezclándolas como le daba la gana.  En su redacción se desdibujaba su espíritu vivaracho, la alegría de su alma, ese buen humor congénito que siempre tuvo, hasta el final de sus días.
                Se enfadaba a veces con el mundo. Se enfadaba cuando le hacían de menos, y sus enfados eran como las pataletas  de los niños pequeños, intensos pero breves, y lo cierto es que no guardaba rencor, pues era capaz de perdonar al poco que se lo propusieran, y cuando lo hacía, lo hacía de corazón. Se molestaba cuando no le dejaban hablar, o cuando le cortábamos en las Juntas, pero aquellos cabreos fueron siempre pasajeros y duraban sólo el tiempo que tardábamos en llegar a la Montanera y pedirnos la tapa del día, no más.
                Su fuerza y su alegría me embriagaron siempre, y con el cariño que demostró a mis hijos y a mi mujer, me conquistó para siempre. El era un hombre que sabía querer y hacerse querer por los demás
                Yo sé que me quería, que me quería mucho y que me admiraba, quizás tanto como yo a él. No dejaba de repetírmelo siempre. Nos conocíamos bien el uno al otro. El siempre me decía que nos parecíamos mucho, que lo poco que discrepamos  no era suficiente para que fuese un problema para nuestra amistad, que teníamos mucho más cosas en común que diferencias, y en eso tenía  razón, como en tantas otras cosas.
                Amaba a los suyos de manera intensa. Se le llenaba la boca cuando hablaba de ellos y se le caía la baba. Le gustaba aquellos domingos que junto a su nieto se iba a buscar algún lugar donde almorzar. Me contaba que disfrutaba muchísimo viéndole comer, viéndole crecer, viéndole vivir.
                No he vuelto a hablar con nadie de él desde su muerte, creo que no puedo hacerlo sin que la emoción me embargue y se me inunden los ojos de lágrimas, aunque no sé si es tristeza lo que siento u otro sentimiento extraño que no sé explicar demasiado bien, y es que, de alguna forma tengo la certeza de que se encuentra en el lugar que anhelaba. El quería reencontrarse con los suyos, y a mí no me cabe la menor duda de que así ha sido. Ese convencimiento hace que por una parte su marcha no sea tan dolorosa, aunque es imposible obviar el sentimiento de soledad que nos dejó.
                Seguro que con sus historias pícaras y divertidas estará haciendo reír a ese Dios Vivo en el que aprendió a creer,  de la misma manera que me hizo reír a mí tantas veces.
                Para mí siempre será un ejemplo,  un hombre que me ha marcado profundamente desde su sencillez, por el  mero hecho de haber compartido de manera tan generosa ese cariño que rebosaba de su alma a borbotones,  como si fuera una fuente.  Podría seguir escribiendo horas y horas y no acabar nunca, pero todo aquello que me dio, aquel gran tesoro de la amistad sincera,  me lo guardo para conservarlo en mi interior.  
                Lo echaré siempre de menos, eso es innegable, pero tengo la dicha de haber compartido un tiempo con él que para mí es,  y será siempre,  una vivencia preciosa.


In memoria
Poema dedicado a Paco Luna
De métrica libre, como tributo a la tolerancia
en la que desembocó nuestra verdadera amistad.

Junto a la ladera, amigo, mirando desde abajo,
pasé echándote de menos.

Allí  estabas,
de la mano de la mujer que amabas,  
 compartiendo el alma de las flores
y de la hierba que crece
sobre la tierra mojada,
mostrando a tu amor,
el hombre que miraba,
señalándome orgulloso
 por la amistad sincera
al tiempo que pasaba.

Junto a la ladera, del monte de la paz
donde habitas para siempre en tu palacio eterno,
danzando en una fiesta
de gente  que te quiere y te esperaba.

Y me miraste amable, contento,
bajo las luces de colores
que alumbran la verbena.

Aún no tengo fuerzas para explicar  al mundo
el ímpetu del sentimiento puro ,
y menos,  el dolor de la ausencia repentina  e  inesperada.

No sé como contar la soledad sobrevenida por tu marcha,
ni el vacío profundo como agujero oscuro
que me llenó de pena robando mis palabras.

Junto a la ladera,  amigo, al tiempo que pasaba,
mirando hacia arriba para verte,
contemplando el baile  de la alegría profunda
comprendí  en ese instante,
que era eso, exactamente eso,
todo a cuanto aspirabas.

Descansa en paz,  amigo, y baila.


Ignacio Bermejo Martínez

Misa de Difuntos de la Hermandad.

La Hermandad de La Santísima Resurrección celebra el Próximo Domingo 18 de Noviembre, la misa de los Hermanos difuntos a las doce y media en la Iglesia de San José Artesano. Ocupando la sagrada Cátedra Rvdo. P. D. Rafael Vez Palomino, Director Espiritual de la Hermandad. 

Queremos hacer un recordatorio muy especial por D. Francisco Luna Nuñez, quien fue Fiscal de nuestra Junta de Gobierno, fallecido tristemente hace un año, el 23 de Noviembre de 2011. 

Rogamos una oración por el eterno descanso del alma de todos nuestros hermanos. 
Descansen en paz. 

Cena de confraternización


Querido Hermano en Cristo Resucitado y María Santísima de la Victoria:

Estamos organizado la cena anual de confraternización con  todos nuestros hermanos y devotos, así como con los feligreses de la parroquia que lo deseen.

Con ello pretendemos poder disfrutar de una jornada de convivencia, para incrementar el espíritu de hermanamiento que debe reinar en todos nosotros.

La Cena se celebrará el próximo Sábado 24 de Noviembre, a partir de las 21.00 horas en el conocido Restaurante “La Marisma”, ubicado en la Bda. Buen Pastor, de San Fernando, y el  menú que hemos concretado tendrá  el  precio de 25 €., consistiendo en lo siguientes platos:

Entremeses:  Olivas y Zanahorias, Aliño de la Huerta, Crujientes del Pringaita de la Berza Gitana y Paté de Bienmesabe a la Mahonesa de Remolacha.
           
Primer Plato: Camarones del Porreo, Almejas (plato este que se sustituirá por alguna que otra fritura de pescado, según acuerda la Junta de Gobierno) y Ostiones Fritos.
           
Segundo plato, a elegir: Solomillo ibérico a las finas hierbas con guarnición de patatas panaderas, ó Lomo de mero en salsa mozárabe con lenguitas de patata.
           
Postre: Biscuit de turrón con grafiti de caramelo, café y Delicias Navideñas.
           
Bebidas: Agua, Cerveza, Refrescos, Bodega de la Casa, Licor de la Casa.

Nos encantaría poder contar con tu gratísima presencia.

Si estás interesado en asistir a la cena, puedes contactar con nuestro hermano Juan Luis Ruiz, responsable de la organización de la misma, en el teléfono 649.797.803, o bien pasándote personalmente por la Zapatería San Rafael, en la Cl. San Rafael (Frente a la Perla)

8 de septiembre de 2012

Cultos de María Santísima de la Victoria

CULTOS DE MARÍA SANTÍSIMA DE LA VICTORIA.




La Junta de Gobierno de la Hermandad a acordado en la pasada sesión ordinaria del mes de septiembre, que los Solemne Función Religiosa en Honor y Gloria de María Santísima de la Victoria, se celebre el próximo Sábado día 15, a las 20 horas.

En dicha función se bendecirá el Banderín del Espíritu Santo, un nuevo atributo donado por un hermano.




1 de junio de 2012

Función de Pentecostés

El pasado 27 de mayo celebramos la función de Pentecostés. 
Este año nos ha acompañado el Capellán Castrense D. Francisco Iglesias Casanova, titular del Tercio Sur de Infantería de Marina.










La Virgen de la Victoria estrenó un manto rojo brocado donado por un hermano y confeccionado por sus camaristas.  





Se le entregó un cuadro con la imagen del Titular a D. José María Valle, por su colaboración desinteresada a lo largo de tantos años en la procesión de Jesús Resucitado.